La sorprendente historia de la ciudad submarina de Atlit Yam: el primer pozo de agua dulce creado por el hombre bajo el mar.

Es el primer pozo de agua dulce creado por el hombre, pero está bajo el mar. La sorprendente historia de la ciudad submarina de Atlit Yam nos transporta a un escenario único y fascinante. Este descubrimiento arqueológico revela la presencia de una civilización antigua que construyó un sistema de suministro de agua dulce en medio del océano. Los vestigios de este asombroso hallazgo han dejado perplejos a los expertos, quienes estudian los misterios que rodean a esta enigmática ciudad sumergida. Atlit Yam, con sus estructuras y artefactos bien conservados, nos invita a adentrarnos en un pasado remoto y a reflexionar sobre la ingeniosidad y habilidades de las antiguas sociedades para adaptarse al entorno marino. Un testimonio arqueológico que despierta la curiosidad y el interés por comprender la vida en tiempos ancestrales.

Index

Descubren la ciudad submarina de Atlit Yam: el asombroso hallazgo del primer pozo de agua dulce hecho por el hombre bajo el mar

En 1989 un grupo de arqueólogos submarinos buscaba naufragios en el Mar Mediterráneo cuando dieron con algo inesperado. Estaban cerca de Haifa, en Israel, y lejos de cruzarse con un pecio del que extraer tesoros, lo que de repente tenían ante sus ojos era una ciudad perdida submarina con varias construcciones que parecían hechas por el hombre.

A apenas 12 metros de profundidad, el equipo de Ehud Galili se topó con lo que parecía ser una estructura de siete megalitos colocados en un semicírculo que, para más pistas sobre su origen, tenían marcas talladas. Acababan de dar con una ciudad perdida con 9.000 años de antigüedad. Tras varias excavaciones submarinas se encontraron más estructuras entre las que había casas, muros, áreas pavimentadas y restos humanos enterrados.

Conocida como la ciudad submarina de Atlit Yam, esta construcción es una ventana al pasado que nos mostró el primer pozo construido por el hombre, una excavación de 5,5 metros recubierta de piedra que habría servido como fuente de agua dulce.

Imagen 0

Atlit Yam, la ciudad perdida de años: revelaciones sorprendentes de una civilización sumergida

Entre los hallazgos de Atlit Yam se encontraron los primeros casos conocidos de tuberculosis humana, una enfermedad que se creía 3.000 años más reciente. Los huesos de una madre y un bebé demostraron que nuestras especulaciones sobre su origen estaban erradas.

Otro de los descubrimientos destacados fue el impacto del aumento del nivel del mar en la ciudad perdida, que terminó completamente sumergida. La presencia de restos de flora, fauna y la construcción de megalitos tallados revelan la complejidad de esta civilización antigua.

Atlit Yam nos ofrece una perspectiva única de una sociedad antigua que se adaptó a los cambios ambientales, evidenciando la creatividad y habilidades de aquellos que la construyeron. Este hallazgo arqueológico sigue sorprendiendo al mundo con sus revelaciones sobre el pasado sumergido.

Fernando Gómez

¡Hola! Soy Fernando, un apasionado escritor y experto en el mundo de los videojuegos. Mi pasión por los videojuegos me ha llevado a formar parte del equipo de Legión Gamer, un periódico digital dedicado exclusivamente al mundo del gaming. Conocedor de las últimas novedades y tendencias en PC, PS5, PS4, Xbox, Switch y móvil, me encanta compartir mi conocimiento y experiencia con la comunidad gamer.

Como autor en Legión Gamer, me dedico a escribir reseñas, análisis y artículos sobre los lanzamientos más esperados, las actualizaciones de juegos populares y las noticias más relevantes del mundo del gaming. Mi objetivo es informar y entretener a los lectores, ofreciendo contenido de calidad y opiniones honestas sobre todo lo relacionado con los videojuegos.

¡Únete a la Legión Gamer y descubre junto a mí todo lo que este apasionante mundo tiene para ofrecer!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la usabilidad de la navegación y recopilar información. Las cookies no se utilizan para recopilar información personal. Si acepta esta función sólo se instalarán las cookies que no sean imprescindibles para la navegación. Más información